LOS AMORES DE LA CHECHU

Cecili Bolocco,se busco un amor en cada puerto,se casó dos veces, pero fracasó. Su primer marido se declaró homosexual y al segundo, Carlos Menem, lo habría engañado con un empresario italiano.
Sus affaires nunca comprobados con el ex presidente Fujimori y el escritor brasileño Paulo Coelho.
Luego de las fotos del escándalo, Cecilia Bolocco hizo sus primeras declaraciones y aseguró sentirse en una novela maquiavélica. "Siento que me están descuartizando en La Vega (mercado de abastos de Santiago) y vendiendo pedacito a pedacito al mejor postor", dijo en una entrevista a la revista chilena "Cosas"
En el prontuario amoroso de Bolocco,estan sus relaciones oficiales y las que nunca blanqueó.
El 26 de mayo de 1987 fue la primera y única chilena en consagrarse en el certamen Miss Universo, a partir de allí comenzarían sus extraños noviazgos donde no faltan hombres casados y homosexuales. Poder, dinero y relaciones amorosas no tradicionales. El yanqui y Cecilia llegaron al altar en 1989. Fue con su novio de por aquel entonces, un estadounidense llamado Michael Young. Millonario, claro,divertido y muy poderoso, parecía ser el compañero ideal para la por entonces joven chilena que trabajaba como presentadora de noticias en la CNN. Sin embargo, el enlace se disolvió cinco años más tarde cuando Young reconoció su homosexualidad. “Nuestro matrimonio se acabó porque los dos estábamos trabajando demasiado concentrados en nuestras carreras y nos distanciamos”, declaró Young a la revista chilena “Cosas”, aunque por lo bajo el rumor sobre su condición sexual ya era casi un tema de Estado. Los chilenos En su etapas de pre y post reinado (inmediato) “La Chechu” estuvo vinculada cuatro años con Claudio Rocafort -un hombre mucho mayor que ella y enfermo de celos- y uno con Alejandro Lahsen, respectivamente. Fue en 1996, y luego de su polémico divorcio, cuando se la relacionó con Francisco Javier Morandé su compañero en el programa “Viva el lunes”. Casado y con dos hijos pequeños el conductor dejó a su familia durante los dos años que duró la relación clandestina con Bolocco aunque, luego de idas y vueltas no oficiales, decidió volver a la calma de su vida matrimonial.
Se dijo que entre los amores clandestinos de Cecila estarían Paulo Coelho y Joan Manuel Serrat aunque nunca lo blanqueó.

"¿Qué le parece Cecilia Bolocco, señor Presidente?", le preguntó un periodista. Fujimori respondió: "Es una maravilla”. Así, entre cenas, recitales y ramos de rosas para seducirla, Cecilia y el por entonces presidente de Perú, Alberto Fujimori, estuvieron de aquí para allá en el año 1999. Dicen que a ella la conmovió la forma de ser de “El chino” y que él quedó derretido por su bellas y largas piernas. Lo cierto es que los rumores sentimentales con este primer mandatario desaparecieron al mismo tiempo que se la vinculaba con el de otro país,el argentino.
Se conocieron durante una entrevista en el año 1999 cuando, Carlos Sául Menem era aún el primer mandatario argentino. El flechazo fue tan inmediato como las sospechas sobre el supuesto romance. El 26 de mayo del 2001, se casaron en La Rioja, en una fiesta nacional y popular donde no faltaron el locro y las danzas regionales. Fruto de esa relación y a finales de 2003 nació Máximo Saúl que hoy vive con su madre en Chile. Luego siguió una relación con el cantante Keko Yunge, también casado y con quien tampoco formalizó. El italiano Dicen que un principio fueron amigos. Lo cierto es que luego de las fotografías publicadas por la revista chilena SQP ya no quedaban dudas: Cecilia Bolocco era infiel. En las imágenes, que fueron publicadas por entrega al mejor estilo folletinesco se la pudo ver a la ex Miss Universo haciendo topless y a los besos con Luciano Marocchino. De él se supo que es un empresario ítalo-chileno que hizo negocios en el país trasandino durante el gobierno de Augusto Pinochet; amores polémicos de la chechu.

3 comentarios:

luis dijo...

Mina atorranta si las hay,se creía que iba a ser la "evita" del siglo y se cagó por boluda.

lauradamic dijo...

Y ni en chile la quieren debe ser feo que ni tus propios compatriotas te quieran se lo merece por yegua.

Paul dijo...

Bolocco es una mujer que tiene precio. Si está la cifra correcta ya todo es posible. Creo que estar asi a la venta es una de las mas tristes condiciones en las que puede estar un ser humano.

Necesitas buscar algo...hacelo acá:

Google